• ¡Ojo Lectores!

    Queridos lectores, no lectores y extraviados:

    Queremos informarles cierto detallito que se nos paso. Para leer las entradas completas deben DAR CLICK EN LA IMAGEN. Espero que eso sea de ayuda. Saludos y buena vibra.

    Notibar Staff

    P.D. ¡YA PUEDEN COMENTAR!

  • NotiBar en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • NotiBar

    octubre 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • NotiBar

  • Blog Stats

    • 53.526 hits
  • Anuncios

El bar en tu casa

La Merced: ¿A cuánto la habitación?

Ana Cecilia Méndez Córtes

ceci.notibar@gmail.com

En las tardes de viernes los alrededores del mercado de la virtuosa Merced, se convierten en el escenario perfecto para vender el cuerpo y dejar el alma olvidada. Principalmente Anillo de Circunvalación se comienza a llenar de mujeres, casi uniformadas con minifaldas, pronunciados escotes, maquillaje exagerado y altos tacones que llaman la atención.

Evelyn es una de ellas, tiene apenas 23 años y es prostituta desde hace cuatro. Originaria de Veracruz, llegó a la ciudad de México con la ilusión de estudiar enfermería, pero la falta de dinero la orilló a la prostitución, un medio que apenas le permite sobrevivir.

“Aquí les cobro 210 pesos los quince minutos y 600 la media hora, más ochenta del cuarto. La mayoría de mis clientes me pagan los quince minutos y lo que les regalo es la posición, ellos pueden hacer lo que quieran en ese tiempo. Con eso tienen para desahogarse”.

Las estadísticas indican que al menos en esta ciudad 200 mil personas ejercen la prostitución, según la directora regional de la Coalición Regional Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y Caribe (CATW-LAC).

Sin embargo la cantidad de mujeres inmersas en este negocio de la Merced no se puede descifrar y es que esta estrategia de sobrevivencia se da como consecuencia a las pocas posibilidades educativas y laborales que tienen las mujeres en la capital.

Recorriendo la Merced es sencillo identificar las calles donde existe más prostitución: los callejones de Carretones, la calle Manzanares y el Anillo de Circunvalación son los puntos estratégicos para la venta de sexo.

Nora, vendedora de chocolates en el mercado de la Merced, explica que la prostitución es un negocio esférico. Los padrotes coludidos con los policías, los comerciantes que se hacen de la vista gorda, e incluso los familiares de las sexoservidoras son quienes brindan más materia prima al negocio: “siempre que paso por Circunvalación de regreso a mi casa, veo caras nuevas. Algunas son muy chavitas y dicen que son las mas exitosas, por eso cuando juntan su dinero se van y ya no regresan” comenta Nora.

“Me aviento sólo con doble condón”

Los lugares para llevar a las prostitutas en la Merced son muy variados; desde el típico motel, vecindades adaptadas en casas de citas, bodegas, camiones y por una cantidad mayor de dinero las pueden llevar a domicilios particulares.

Todo depende de las posibilidades económicas de los clientes, aunque Evelyn afirma que “la crisis les está pegando, pues ahora los hombres ya no se atreven a pagar tanto, ni por lo fuerte que sea su deseo.”

En el Hotel Jerez, ubicado en la calle Adolfo Gurrión, número 96, se alcanza a leer una manta que dice no permitir el acceso a menores de edad. Sin embargo varios menores entran sin importar la compañía, ni mucho menos la hora. Este establecimiento cobra sólo 120 y 130 pesos la noche o en su defecto, 85 pesos por el rato, que oscila en media hora.

En el barrio de la Merced existen 30 hoteles registrados, pero los lugares fantasmas también abundan en las casas que rodean al mercado, sumando más ilegalidad al problema de la prostitución.

Los precios son similares entre la mayoría de las prostitutas, pero las jóvenes cobran más. Una sexoservidora alrededor de 40 años de edad, que se negó a revelar su nombre, declaró que cobraba 160 pesos por un par de penetraciones, ya con hotel incluido.

Según la entrevista que dio para la Agencia de Noticias Inter Press Service, Jaime Montejo, fundador de la asociación civil Brigada Callejera, dedicada a la protección de los derechos de las sexoservidoras, “la mayoría de ellas son de la tercera edad, otro tanto menores de 18 años y el resto mujeres entre 18 y 25 años”.

“Los clientes se ponen necios y a huevo nos quieren ver sin ropa, yo me aviento sólo con doble condón” declara Evelyn sin tapujos. “Les cobro otros 30 pesos si quieren que me desvista, pero cuando una necesita el dinero, pues termina aceptando lo que regatean los clientes”.

Sin duda alguna las prostitutas sufren de maltratos psicológicos y físicos por parte de sus clientes y de sus padrotes. “Alguna vez un cliente se quiso pasar de listo, pero aquí nos apoyamos todas” cuenta Evelyn.

En el año 2007, los estudios de Brigada Callejera contabilizaron 17 asesinatos en la Merced. En menos de 15 días se registraron siete, antes de celebrarse el Día Nacional de la Trabajadora Sexual el 11 de julio.

¿Acciones de sanidad?

Según las encuestas del CENSIDA -Centro Nacional para la Prevención y Control del SIDA- en México existen 182 mil personas adultas infectadas por el VIH. Así mismo 2,415 personas fueron diagnosticadas con SIDA entre enero y  diciembre del 2008, de las cuales el 92.2% se dio por contacto sexual.

En México el control de salud de las sexoservidoras se da por medio de un tarjetón, el cual acredita que no tienen SIDA o alguna otra enfermedad de transmisión sexual, aunque saltarse este paso suele ser muy fácil.

Las autoridades rondan la zona de la Merced, pero cuando piden los tarjetones y las sexoservidoras no los traen, visiblemente aceptan dinero a cambio de no sancionarlas o llevarlas a la delegación.

La antropóloga Marie-Élisabeth Handman publicó en la revista Sciences Humaines de agosto-septiembre del año 2005, un artículo donde menciona que la definición actual de la prostitución se resume a la remuneración recibida a cambio de actos sexuales con múltiples parejas. “Pero la historia y la antropología muestran que por prostitución se entiende también todo ejercicio de la sexualidad femenina al margen del marco legítimo fijado por cada sociedad, ya sea que el acto sexual sea consentido o no por la mujer (violación), o que sea o no remunerado”.

Hoy en día la prostitución es catalogada como un trabajo. Vender  y cosificar el cuerpo como una mercancía de deseo es necesario y las mafias entorno al sexo, como la pornografía, aumentan considerablemente. Esta actividad pone en peligro no sólo a las sexoservidoras, si no a menores de edad y adolescentes mexicanos.

Evelyn no está cansada de su trabajo y con una voz firme declara: “esta es mi forma de vida y yo la elegí. Podrán decirme que soy una Puta, pero al menos tengo para comer y vestirme bien”.

______________________________

Bloc Party: El concierto gratuito

Oz Betancourt

oznotibar@gmail.com

La fila era enorme, una decena tras otra de jóvenes formados, cientos de ellos. Unos desde temprano llegaron a formarse para poder acceder al esperado show que daría lugar en la Alameda de Santa Fe. El calor se fue dosificando conforme pasaban las horas.

El cartel decía Entrada libre/Cupo limitado, pero se regalaron boletos para su acceso en diferentes estaciones radiofónicas (como Exa, RadioIbero y Reactor). Eran muy pocos los afortunados que lo consiguieron, muchos tenían la incertidumbre de si iban a poder entrar. Para su suerte y envidia, el boleto sólo permitía estar en la zona exclusiva, frente al escenario; aunque quienes fueron más privilegiados poseían el boleto V.I.P rosa, era como un mito.

Ya adentro sólo faltaba esperar unos minutos para el inicio del concierto. El chesco y los jochos fueron una buena manera de matar tiempo para varios, los demás no se movían para no perder su lugar. Mientras tanto, un miembro del staff, rifando de dj, trató de animar a la multitud que estaba ahí con un solo motivo: oír a Bloc Party. Desgraciadamente hubo contratiempos, el concierto empezaría según los anuncios a las ocho, por lo que el retraso de hora y media resulto molesto para todos.

Faltando catorce minutos para la nueva hora fijada, un video mostrado en la única pantalla ubicada al lado derecho del escenario, señalaba la razón de ser del concierto organizado por Nokian, su campaña Rockea y cuida el planeta. Hablaba sobre el reciclaje de los celulares. Gracias a este proceso se logran recuperar toneladas de metales. Hubo lamentables deficiencias en el audio del  video y no se entendió; además, sólo se proyectó una vez y no se reflejo esa consciencia  ecológica del evento.

Para tratar de calmar los chiflidos pasaron más videos, unos promocionaban el nuevo celular de la compañía, otros eran canciones de sesiones en vivo: División minúscula con Las luces de esta ciudad y Los Concorde interpretando Rompecabezas.

Tres minutos antes de lo planeado salió Quiero Club al escenario. Minutos de Aire, Let the music shake you, Go! y Nueva América fueron algunos de los temas interpretados. Tuvieron la compañía por los hermanos Caballero en las percusiones. Cuando la vocal, Marcela “morena” Viejo, preguntó si se la estaban pasando bien, una cantidad considerable gritó al unísono que no. “Ahí les va putos” dijo tras dedicar ‘No coke’ a quienes sí se divertían, con esta rola fue con la que más prendieron. Los regios tocaron cuarenta y cinco minutos.

En el intermedio, mientras preparaban los instrumentos de la siguiente banda, Pervert pop Song de Plastilina Mosh, Bengala y Los Bunkers entretenían a los presentes. Seguía llegando gente para ver a la banda estelar.

A las diez con cuarenta minutos salió puntualmente cada uno de los miembros de Bloc Party. I still remembre, Blue light, Hunting for witches, Mercury, So here we are y muchas más canciones de sus tres discos deleitaron al público, del Sailent alarm, pasando por A weekend in the city y su producción del año pasado Intimacy.

Kele Okereke, el simpático vocal, en varias ocasiones tuvo pequeños diálogos con el público, preguntó si le entendían y cómo la estaban pasando.

Durante Signs las luces de color azul marino iluminaron el escenario, la música era suave y tranquila. Ahí, al aire abierto, bajo las estrellas, había un ambiente de paz, no importaba nada más que ese momento. Un encendedor prendido en la primera sección parecía una estrella, fue un momento único del concierto.

Tres ‘mother fuckers’ se dirigieron hacia el público, cortesía de Kele, pero no fueron en tono ofensivo, sino como un equivalente del ‘güey’ mexicano. Uno de ellos lo pronunció en una de sus intervenciones con el público, entre las últimas canciones, cuando la gente pidió más y él, parafraseando, dijo de broma “No way mother fuckers, that’s what you get for what have you paid”

Después de una hora, los miembros de la banda bajaron del escenario luego de tocar Helicopter. Con dicha canción, los brincos y el coreo se desataron. Comenzó el éxodo de varios. Otros permanecieron en su lugar. La gente clamaba otra canción, Bloc Party regresó y acabó con la movida Flux el paquete de tres canciones extras.

Pero el concierto aún no había concluido. Venía una última sorpresa. De regalo por el entusiasmo de las personas, o como si se tratara de un bonus track, una canción más emocionó a los fieles que seguían ahí. El concierto finalizó con un clásico de la banda, This modern love.

Los cuatro británicos al centro del escenario se tomaron de las manos y se inclinaron para recibir la ovación de los mexicanos. Las luces blancas, amarillas, rojas y azules, los guitarrazos, la magnífica ejecución tanto en los instrumentos como en la voz quedó atrás, pero el concierto será inolvidable para quienes asistieron.

______________________________________________________________________________________________

Sabes quienes somos. Queremos saber quién eres.

¡Tenemos a tus bandas! Conócelas…

A principios del 2008 comenzó un proyecto que busca llegar al punto máximo del descontrol musical. El concepto real podría ser el desmadre y la peda… tocar con una buena chela al lado y disfrutar del momento. Sin embargo, nuestra música demuestra un sonido potente, buscando innovar en la escena musical y visual del momento, mezclando diversas influencias y sonidos clásicos con aspectos retro y contemporáneos. El funk representa el desmadre que hacemos en el escenario y fusionando un buen hard rock se crea una mezcla explosiva única del Buffalo Beat. Estamos trabajando en nuestro primer EP.

Comenzamos en el 2004 como Re-Evolution, en el 2007 nos separamos. Después fuimos Eukariotik, cuando regresamos al proyecto hace un año y poco después, nos llamamos Pizza Time! Con este último nombre se consolidó la banda, logrando así un espacio para presentarnos en la “Expo Rock Show” segunda edición en Noviembre del 2008.


DESCARGA SU DEMO EN RAPIDSHARE:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: