• ¡Ojo Lectores!

    Queridos lectores, no lectores y extraviados:

    Queremos informarles cierto detallito que se nos paso. Para leer las entradas completas deben DAR CLICK EN LA IMAGEN. Espero que eso sea de ayuda. Saludos y buena vibra.

    Notibar Staff

    P.D. ¡YA PUEDEN COMENTAR!

  • NotiBar en Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • NotiBar

    octubre 2018
    L M X J V S D
    « Oct    
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    293031  
  • NotiBar

  • Blog Stats

    • 53.526 hits
  • Anuncios

Me llamo Lola

Lola

Si te contara todo lo que he hecho, todo lo que no y todo lo que quiero hacer… tal vez te tomarías una copa conmigo

__________________________________________________________________________________________

La cita

 Ya pasaron dos semanas y, como buena amiga, Kate cumplió su promesa consiguiéndome una cita  con Alejandro. El viernes por la noche me encontré  con él a las afueras de un bar  muy concurrido en el centro histórico. Me alegré tanto de que  no fuera una broma, estaba entusiasmada por ver de nuevo a ese hombre, simplemente me encantó, claro, después de catorce días  ya era justo y necesario  vernos de nuevo.

Deseaba adentrarme en su persona, quería  conocer la esencia que rodeaba  a Alejandro. Me propuse conquistarlo  o por lo menos  tener un gran avance, dejarme de fantasías y jueguitos bobos  para actuar de una vez, mostrarle  mi verdadero yo para así dejarle la mejor impresión de Lola.

La velada inicio con el protocolo normal: beber, charlar, reírnos, conocer algunos de nuestros hobbies, gustos básicos, lo elemental. Lo dejé beber a sus anchas, mientras, durante un rato, yo disfrutaba de la imagen; era curiosos  ver como no dejaba la botella en paz ni un segundo, si lo hacia era por que ya había consumido el líquido por completo. El alcohol no parecía surtir efecto en su persona, no pude beber a su ritmo, llegue a  concentrarme en sus magníficos labios que sólo despegaba para hablar cuando lo interrogaba, o cuando sonreía. Ésa, su sonrisa, me resultó tan atractiva que me dejó atónita más de una vez.

   

 Después de dos rondas y de hablar trivialidades, me di cuenta de que Kate no exageraba  al decir que él pedía mucho en una mujer, no esperaba lo básico, quería  un ser diferente y fuera de lo común. Por un momento pensé que lo mejor sería sólo tener una aventura ocasional con él, como lo hiciera con otros. Temía no poder llenar semejantes zapatos, pero no había motivo alguno para desilusionarme tan rápido y menos por minucias, cada carencia podía compensarla con la amplia gama de mis cualidades.

Pasaron tres horas, el alcohol surtió efecto en mí. Si de antemano ya era atractivo a mis ojos, el vodka lo convirtió en todo un adonis, y sin poderme resistir, lo besé. Sentí cierto rechazo de su parte, como si lo hubiese tomado desprevenido o por sorpresa. Me separé y le ofrecí disculpas, sincesaremente no quería echar a perder todo el trabajo de una noche por una acción tan impulsiva, el silencio invadió nuestra salida del bar. Al despedirnos, percibí cierta frialdad. ¡Maldita sea! ¿por qué me dejé llevar, si ya sabía que él no iba a reaccionar como los otros? Tal vez estoy siendo muy dramática, creando una tormenta en un vaso de agua. Ya han pasado tres días de aquella cita tan fuera de lo común.

Lola

Consejo sexual de la semana: concentrence  en la zona erógena mas grande del cuerpo: La piel. Acaríciense con diferentes texturas y objetos, saboreen el cuerpo de su amante y descubran los secretos que éste esconde.

  • Recomendación fílmica: Amelie (Le Fabuleux Destin J’Amelié Poulain)

___________________________________________________

Entre anhelos y obsesiones

Con los años, he aprendido que una conquista  puede transformarse en una relación duradera y cargada de frenesí, o en una obsesión. Esta última teniendo dos finales: uno, en el que haces hasta lo imposible  por conseguir al objeto de tus deseos,  en la otra opción te quedas sentado(a), no haces  absolutamente nada por deshacerte  de esa manía que turba no solo tus sueños, sino también  todo aquello en lo que  te desenvuelves. En mi caso, sólo una vez me obsesione  con alguien,  las circunstancias  mismas lo pedían, esa persona no sería algo mas  que eso , una obsesión, un desfogue de pasiones, únicamente para llevar al límite nuestras emociones; para después  vernos  como dos desconocidos, nada mas. Realmente funcionó,  jamás volví a sentir necesidad  de él, ni de su cuerpo. Ya pasó  un tiempo de esa experiencia tan estresante.

                                                                                                                

 Ahora, trato  de buscar personas que no se vuelvan al extremo entrañables  en mi vida, me dedico a complacer  mi satisfacción, algo efímero, poder desecharlo de mi sistema  lo más rápido  posible. Una obsesión amorosa o sexual no conduce a nada bueno, inclusive puede desembocar en la locura misma, pues ya no vives para ti, dependes  de los pensamientos  y acciones del otro.  Aun así, la otra persona muchas veces no sabe de tu existencia, del hecho de estar tan cerca, a escasos pasos de su persona  y estarías dispuesto a cualquier cosa  por él o ella.

En algunas ocasiones, fui la obsesión  de mis parejas, no lo considero un  halago, no ahora que puedo entender  el sufrimiento y la intensidad  de las implicaciones de serlo o de sufrirlo, pues  también llegué  a  experimentar  todas esas emociones, y la verdad, no son agradables. Por el momento, quiero encontrar a una persona capaz de  complementar mi vida y llene los vacios  de mi cabeza, cuerpo y alma. Quiero  reencontrarme con esa parte  de mí, encerrada  tanto tiempo en el  cajón de los anhelos  olvidados. ¿Por qué llegue a esta conclusión después de tanto tiempo?, fácil, porque  quiero saber más  de la última persona que conocí, adentrarme  a su esencia  y descubrir eso, pues después de dos semanas  me sigue cautivando.

Ojalá todo esto no me afecte de forma negativa, mi personalidad desgraciadamente sólo me permite  tener relaciones sexuales, nunca he experimentado una relación amorosa duradera, y dudo, por su forma de ser, que únicamente desee eso de mí. Eespero él sea el reto que estoy buscando, quien probablemente cambie  el curso de mi historia y me dé lo que en el fondo he estado buscando por largó tiempo.

Lola

Consejo sexual de la semana: recuerda que el amor  es diferente  de los celos y las manías, tanto en el  sexo como en las relaciones amorosas  debes estar a gusto  y siempre decir lo que piensas, nunca permitas que manipulen tus sentimiento.

  • Recomendación fílmica: ‘Damage’ de Louis malle.

 ________________________________________________________

  

La sorpresa

Me he citado con Kate, deseo tomar una copa  y distraerme un rato, esta noche  se la quiero dedicar enteramente a mi mejor amiga, escuchar sus anécdotas de escuela,  reírnos de nuestras peripecias, olvidarnos del estrés y la cotidianeidad de los días.

A pesar de ser muy puntual  ya se ha retrasado 10 minutos, sin embargo 5 minutos antes envió un mensaje por celular: -ya voy para allá te  tengo una sorpresa que te va a gustar-

Conociéndola su sorpresa será seguramente algo alusivo al sexo, pero con toques picarescos, tal como lo hizo en mi cumpleaños pasado. Me llevó un libro de  posiciones sexuales y un vibrador  en forma de flor, reímos demasiado esa tarde observando las poses y comparándolas con las que habíamos hecho con nuestras parejas. El libro está en mi colección personal y el vibrador continua en la caja, aun no me he visto en la necesidad de utilizarlo.

Ya esta aquí, no me ha visto, pero creo ver  su dichosa sorpresa. Viene acompañada de uno de sus amigos de la escuela, no lo ubico creo que nunca había venido con ella, me fascina la suerte de Kate para rodearse de todo tipo de hombres, para mí es un orgullo ser su amiga. Se acercan a la mesa donde estoy y aprecio bien a él nuevo amigo de Kate, para ser hombre no es alto, es un poco fornido signo de que practica algún deporte rudo, las facciones en su rostro son finas, ojos pequeños, labios delgados y nariz afilada, su ropa muestra que es un tipo rudo, eso me gusta.

Su nombre es Alejandro y toman clases juntos desde hace un año (tardo mucho en presentarnos), él ya había oído de mi, pero al ser yo  la que no sabía nada de él me di a la tarea de conocerlo.

No es muy distinto de otros amigos de Kate, le gusta la política  y le fascina la cerveza, en sus propias palabras es su mayor debilidad, su voz me gusta tiene un marcado acento esnob y su rostro no tiene tanta expresión facial, sin embargo cuando sonríe  su cara se ilumina y le da un aire distinto.

Necesito ausentarme un rato solo para contestar una llamada, no logro quitarle la mirada de encima, cuando regreso él ya no está. Pregunto por su paradero, al parecer tenia otras cosas que hacer y debía irse temprano.

Al salir del bar  le pregunto a Kate si Alejandro tiene pareja o sale con alguien, mi amiga tarda un instante en responder. Por lo que le conoce él pide demasiado de una mujer por eso no consigue nada estable con nadie “pide una supermujer”; le pido ayuda a mi amiga, deseo investigue lo mas que pueda de él y si es posible nos empareje de nuevo, ella nota que me cautivó y promete hacer todo lo posible.

Al llegar a mi casa, aun tengo su rostro en mi memoria, es magnífico nunca había visto a un hombre así, no es  un galán despampanante pero su forma de ser es cautivante, siento que esconde muchas cosas, la curiosidad me mata. Espero soñar con el toda la noche.

Lola

Consejo sexual: Gocen de la gula y la lujuria al mismo tiempo, degusten una selecta cena para rematar con sus cuerpos de postre.

Recomendación fílmica: Cuando Sally conoció a Harry

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

__________________________________________________________________________________________

Lo que ellas quieren

Nunca me he puesto a pensar en lo que de verdad busco en un hombre,  no sé aun si es la manera de besar, la forma de tocar o la manera de seducir. Mis más allegados dicen “eres conformista” “te encanta lo mismo” “lo fácil de tener que con solo mirarlo ya cae en tus manos”, pero no es así, en ocasiones deseo un reto, algo no tan fácil de conquistar, un hombre que se  sepa irresistible; no lo niego, en ocasiones anteriores ya he lidiado con dos o tres narcisistas capaces de creer ser la cosa más fabulosa del universo, pero eso sólo lo usan para esconder algún complejo, no mostrarse como de verdad son.

Los que de verdad sobresalen son los hombres guapos capaces de brindar mayor importancia a otras actividades, no se interesan por quedar bien con nadie, sólo se dedican a lo suyo  y a la hora de la conquista tienen ideales de mujer difíciles de encontrar en éste plano existencial (y aunque a veces  se conforman como nosotras) esperan la llegada de esa súper-fémina.

Para una ninfomanía como yo  es difícil aceptar que de vez en vez se desea  tener a alguien que no desee todo el tiempo estar entre tus piernas, alguien capaz de ver más allá del placer erótico y de la satisfacción de ambos, una persona envidiosa capaz de hacernos probar las mieles del masoquismo, como  Kate siempre dice -sólo necesitamos alguien con la habilidad de darnos una cucharada de nuestra propia medicina- en pocas palabras alguien como uno mismo. El reto perfecto.

A estas alturas de mi vida lo monótono y repetitivo es lo que menos me gusta, me produce malestares no sólo corporales sino también psicológicos. No quiero volverme adicta a la simplicidad de las conquistas, eso capaz de matar la pasión y el deseo de disfrutar de lo más hermoso, el sexo.

Por eso ahora quiero encontrar mi reto, un ser complejo poseedor

de lo que  quiero tanto en físico como en modo de pensar. Eso si  cariñosos insufribles, sentimentalistas, abrumadores y todos aquello con su lado femenino a flor de piel los debo desechar de una vez, son los que causan problemas después de la primera vez juntos. Probablemente será un proceso lento, seguro tendrá algún defecto capaz de causarme jaqueca, pero no me importará me encanta la mala vida sobre todo cuando se trata de obtener lo que no es para mí.

Seguramente sólo Kate  intentará hacerme cambiar de parecer, no le gusta que haga cosas en las cuales sabe acabare mal, la experiencia y los años de amistad tiene sus consecuencias.

Por ahora me volveré disponible, pero a conveniencia, me daré mi tiempo para conocer a los prospectos,  no los seduciré tan rápido, y sólo cuando me tope con mi deseo personificado, no daré entrada a nadie más hasta que el objeto de mis deseos sea solo para mí. Espero y no tarde mucho, la última vez que no tuve sexo en largo tiempo me enferme.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>

 

Lola

Consejo sexual: Es hora de invertir papeles domínalo, utilízalo, haz que sufra para después consolarlo como la gatita tierna que eres, enséñale como el sadomasoquismo también es parte del placer.

Recomendación fílmica: Lo que ellas quieren

__________________________________________________________________________________________

Oh! Lola…Lolita

Esta vez ir al bar no fue una coincidencia, más bien mi plan de cazadora me transformó  en una inocente presa; él verlo ahí de pie, frente a la entrada esperando el acceso , me hizo sentir atraída por él. A decir verdad, no era nada atlético, su persona emanaba cierta armonía y tuve el deseo de que me transmitiese esa tranquilidad e inocencia tan cautivadora.

Fue en un momento de distracción suyo que nuestras miradas se cruzaron, traté de que mis ojos irradiaran ternura, timidez -eso que ya casi no hay en mí-, sus ojos se detuvieron en los míos y sonrió;  pasó un rato  y sin embargo no quitó la vista de mis pupilas en las que seguramente se sentía reflejado, en lo general la mayoría de los hombres después de establecer un contacto visual suelen recorrer las partes del cuerpo que más les gustan o buscan algún atractivo; él no lo hizo.

Cinco minutos después él se acercó a mí, no iba con  porte de Don Juan, más bien se veía cohibido; me preguntó mi nombre, le dije que era Lola pero en realidad no sentí que fuera en ese momento Lola, más bien me sentía una Lolita.

Jugué con su mirada y reí con él, intenté mostrarme tan seducible e inocente para que no se sintiese abrumado por mi personalidad de femme fatale con la que acostumbro a conquistar a otros, él se merecía mi yo pequeño, dejé que me consintiese un rato y disfruté cada uno de los halagos, de sus tiernas miradas, de los ligeros roces de sus manos con las mías. Cuando ya no pude más,  le robé un beso; no lo dejé que lo disfrutase pero cumplió su objetivo: él despertó y comenzó a besar la comisura de mis labios, cuando nuestras bocas se encontraron al fin su lengua  jugó con la mía,  intentábamos tocar el paladar uno del otro;  transformamos un tierno beso juguetón en uno apasionado y salvaje, pervirtiéndonos mutuamente.

Él propuso irnos de ahí, lo seguí, lo conduje a mi automóvil y le cedí el asiento del conductor, yo tomé lugar en el del copiloto, quería que me guiase en todas  las formas, que tomase el control de mí; al  llegar a su departamento le dejé que explorase y se cautivase con cada rincón de mi cuerpo, su curiosidad y su manera de tocar me exitó sobremanera, me permití no hacer nada y ser pasiva, que él me enseñase, sólo al final lo pervertí un poco: le dejé un obsequio que de seguro jamás olvidará.

Aun hoy en día los hombres disfrutan de las ninfulas que son seducibles y que desean aprender en el arte del placer, pero el miedo queda latente, pues como los vampiros después de saciarse buscan algo nuevo para tomar más y más; jamás son para un solo hombre, él saberse hermosas y especiales de entre las demás es su arma para obtener todo lo que deseen inclusive en el sexo, es divertido ver como los hombres aún prefieren las redes de una Lolita a la seguridad de una femme fatale.

Lola

 

Consejo sexual: Un masaje erótico los unirá cada día más, consiéntanse antes de encarnar las más feroces batallas en el colchón.

 

Recomendación fílmica: Lolita de Adrián Lyne

__________________________________________________________________________________________

Una amiga, un reto

 

¡Qué noche! El sólo recordar la pasión desbordada y el fuego que emanaba de su cuerpo me hacía sentir ganas de repetirlo de nuevo, pero temo que no tengo la buena costumbre de compartir lecho más de una vez con la misma persona. Después de dejarlo, me dirigí a mi departamento, tome una larga y reconfortante ducha y me recosté recordando cada detalle de lo que había hecho; el despertar sintiendo que algo te falta o que necesitas más de eso que te gusta produce una sensación insoportable, pero en fin, fue lo que fue y, como siempre, lo disfruté al máximo.

Después de una aventura como la de anoche necesitaba de un trago y una plática  con una amiga que no me criticase, por desgracia, la única persona capaz de escuchar mis relatos sin asustarse estudia Ciencias de la Comunicación, carrera por demás absorbente y que no le dejaba mucho espacio libre. Aun así, y gracias al extraordinario invento que es la internet, pude citarla al terminar sus clases en nuestro bar favorito para ponernos al día de nuestras aventuras; en su caso, siempre fiel a una sola pareja, en el mío, con un ejercito de hombres todos ellos diferentes y que en el sexo saben demostrar de que están hechos.

–       Eres todo un caso Lola, ¿cuándo será el día que cambies?

Esta frase es el saludo con el que me ha recibido desde que nos conocemos, pero jamás la dice en un tono de enfado o regaño, más bien es con un toque de complicidad y comicidad. Kate sabe que a mis 20 años me considero una mujer por demás libre, independiente, con aspiraciones y un mundo lleno de placeres esperando para resguardarme cuando yo lo desee, por lo general el final de mi descripción es el que le cuesta trabajo entender.

–       El día menos pensado te enamorarás de un hombre y no por lo bien que sepa mover lo que tenga entre las piernas, ya te veré.

Considero que el sexo y el amor no van necesariamente de la mano, es más, son tan separables como el agua y el aceite. El máximo de una aventura sexual no es sentir esa conexión sentimental con tu compañero de cama en turno, más bien es darle al cuerpo una dosis de placer indescriptible. Para mí los sentimientos deben de guardarse en el bolso y colocarlos en su lugar al saciar el cuerpo, la idea mas errónea que se puede tener es creer que el sexo te ayudará a encontrar al amor de tu vida.

–       Creo saber lo que necesitas, un reto: un hombre que no se rinda tan fácilmente ante tu imagen de femme fatale, alguien que te muestre que puedes llegar a sentir más si estás enamorada y que veas que es mucho más placentero hacer el amor así.

Kate, como siempre, deseaba que la vida me diera un empujón para regresar por el buen camino; lo que mi buen amiga aún no ha entendido es que el sexo para mí es una función tan vital como dormir o comer, por esa razón necesito de la diversidad, pues al encerrarme en la rutina podría terminar con esa parte de mi ser de la que tanto me enorgullezco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lola

 

Consejo sexual: Prueba a abrir la mente y despertar el deseo de tu pareja autoerotizándote frente a su mirada, muéstrale que también tú puedes gozar  sin tenerlo todo el tiempo cerca, no te dejará sola ni un momento.

Recomendación fílmica: El orgasmo de Amy

__________________________________________________________________________________________

Habitación: 238

No articulo palabra alguna, sólo asiento y tomo su mano, me conduce velozmente a la entrada del hotel, y mientras paga y arregla algunos trámites de rigor, recuerdo que en ocasiones anteriores yo hubiera sido la que diera el primer paso. Pero con él es distinto, me gusta que me lleve, hacerme la inocente, lo cierto es que su aliento y el contacto con su piel me excita sobremanera y produce un calor que me quema y desea salir ferozmente.

La habitación: 238. El ambiente: cálido. La luz: tenue. La cama: amplia y delante de ella un tocador que encima tiene un magnifico espejo, el cual nos muestra una imagen completa de la recámara. Sonrío (me encanta poderme apreciar en plena acción, hace que se incrementen los sentidos), me dirijo a la cama y él me sigue a muy poca distancia. Para empezar posa sus manos en mi cintura, me da la vuelta y aprieta sus labios contra los míos, empieza ese vértigo que me gusta, no resisto más: mis manos cobran autonomía y recorren sin pudor su nuca y su cabello. Ya deseo despojarlo  de toda esa etiqueta que cubre el objeto de mis deseos: su cuerpo. Él me acerca más a su cuerpo, ya puedo sentir su miembro por encima de la ropa, una ligera humedad comienza a descender por entre mis piernas, lentamente baja los tirantes de mi vestido y besa mis hombros.

Sé que los preliminares en el sexo son básicos para dar una buena función más adelante. En lo personal, un hombre o una mujer que sabe despertar cada parte del cuerpo de su pareja, conducirla lentamente a la meseta del placer, es uno de los mejores amantes, pues no va sólo por el sexo meramente genital, se dirige a un grado mas allá, dándole su tiempo a la líbido de reaccionar y así prepararse para la ola de sensaciones que vendrán más adelante.

Sus manos encuentran el cierre de mi vestido y lo deslizan lentamente, dejando caer la primera prenda, sus ojos pasan de mi rostro al nacimiento de mis senos,  los contempla un momento y desliza las yemas de sus dedos por mi piel; ese ligero roce eriza cada parte de mi cuerpo y emito un ligero gemido, él lo disfruta. Abro uno a uno los botones de su camisa y la retiro hábilmente de su cuerpo. Poso mi mano en su pecho bien formado, me apego más a su figura y recorro su espalda, nuestras bocas se encuentran de nuevo para actuar como distractores, sus manos pasan de mi cintura a los broches de mi sujetador liberando al fin mis senos, el calor que emana de nuestros cuerpos es indescriptible.

La pasión de los besos incrementa y las caricias, en un arranque de frenesí retiro su cinturón y bajo la bragueta de su pantalón, poco a poco nos hundimos en la comodidad de la cama para disfrutarnos con mayor profundidad. No quiero que esto termine, es magnífico…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lola

 

 

Consejo sexual: El sexo oral es uno de los aperitivos más deliciosos dentro de los preliminares, pídele o dale a tu pareja una muestra de tus habilidades orales antes de la penetración.

Recomendación fílmica: 9 orgasmos

_____________________________________

Segundo Tiempo

kiss_me_by_andyttaTras una amena charla y varios tragos de rigor, me sugiere un lugar más tranquilo  para continuar platicando; yo acepto y como un gesto más de caballerosidad paga mi cuenta (adoro este tipo de atenciones). Salimos del bar en espera de su automóvil; ahora que lo pienso tenia tiempo de no tratar con un hombre así, ya que,  generalmente, después de tres tragos se te van encima  como animales  y tocan lo primero que se encuentra al alcance de sus curiosas manos (senos, caderas, glúteos, ¿por qué razón creerán  que esas acciones son excitantes para todas por igual? El hecho de que un hombre se de su tiempo en la conquista y la seducción es todo un  logro para muchos  en especial a lo que a tocar  se refiere.

Por propia experiencia sé que una caricia erotizante es aquella  que al ser provocada con delicadeza y tranquilidad  despierta la libido, eriza  cada vello del cuerpo y agudiza uno a uno los sentidos, es un entremés. No hay nada más gratificante que tocar y conocer el cuerpo de tu amante en turno, es toda una degustación de sensaciones  y placeres infinitos que emanan del centro de tu cuerpo y se concentran en tu sexo.

Su vehiculo ya esta a la entrada del bar, él me escolta a la puerta del copiloto, tomo asiento y espero a que se de prisa para irnos, el motor ronronea y el pisa el acelerador a fondo: salimos con rumbo al sur. Mientras busca distraídamente algo de música desliza suavemente su mano sobre la mía, un calor comienza a subir  por mis pantorrillas; al detenerse en un cruce peatonal lo miro fijamente y muerdo mi labio inferior para incitar un acercamiento más profundo, lo nota, pero demasiado tarde la señal de que debe continuar se enciende; será para más tarde cuando al fin pueda sentir sus carnosos labios sobre los míos.

Mientras llegamos a nuestro destino y con el tranquilo jazz de fondo pienso que aun con años de experiencia, una se pregunta: ¿cómo es que en la mayoría de las ocasiones repetimos una y otra vez el mismo patrón de  seducción corporal? ¿será que aun no sabemos como guiar a nuestras parejas a la meseta del éxtasis? Hombres  y mujeres, por igual, realizamos las mismas secuencias anteriores ensayadas y aprendidas como instructivos, por lo general nosotras pensamos, ya estando en el momento cúspide”, para  excitarlo no hay nada como el sexo oral y el jugueteo “manual”. Ellos por su parte piensan que lo mejor, en muchas ocasiones, es introducir mano en el lugar donde creen que se centra nuestro placer (vagina) y alternarlo con roces  y mordidas en lugares ya antes estimulados, ah  decir verdad siempre he considerado que esto mata la pasión si  se desea  disfrutar de experiencias diferentes en cada encuentro.

Llegamos al fin a un hotel de lujo, detiene el automóvil a unos pocos pasos de la entrada, sale, rodea el auto y me abre la puerta; quedamos a pocos centímetros uno del otro, me observa y me besa este primer beso es espléndido; sus labios rozan  lentamente los míos poco a poco me acerca a su cuerpo,  sus manos  bajan  hasta mi cintura y yo rodeo su cuello con mis brazos. Mi lengua busca  abrirse camino en su boca,  es delicioso, empezamos una batalla entre nuestros labios y lenguas;  no me resisto y muerdo suavemente su labio, sonríe con malicia, acaricia mi cabello sólo para abrirse paso a mi oído y susurrar suavemente “entramos”…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lola

 

Consejo sexual: ¡Es hora  de que empiece el juego! Venda los ojos de tu pareja  y sútilmente dale a probar  algunas partes de tu cuerpo, luego pídele de forma sexy que te diga qué fue lo que probó y si le gustaría más…

Recomendación fílmica: 9 semanas y media

__________________________________________________________________________________________

<!–[if gte mso 9]> <![endif]–><!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–>

Mi primera historia

Me siento delante de la barra poco iluminada, la música es muy suave al oído, el barman me observa curioso y pregunta qué deseo, tardo en reaccionar ya que el encuentro de hace unas horas aún me tiene aturdida, exclamo un -lo que sea- y él sonríe, había algo que me mantenía lejos del mundo, algo que aún continuaba entre mis piernas y no me dejaba beber ni pensar tranquilamente. Mi compañero de lecho esta ocasión, fue como  en otras ocasiones: alguien que sólo había representado una fijación sexual, un momento que sólo pretendía satisfacer el cuerpo y la imaginación,  sin embargo, las preguntas eran: ¿Por qué siempre sería el sexo el unificador de los desconocidos? ¿Había algo místico en un encuentro tan cotidiano y que incluso nos da momentos de relajación en días de  estrés?

El sexo es el plato fuerte  de nuestras vidas o al menos es lo que sé por experiencia  propia, es un acto que nos aporta siempre algo nuevo,  placentero,  educativo o simplemente divertido, también ayuda a crecer como maestros en el arte del placer y el erotismo. Después de mi primer  trago, rememoro  rápidamente  lo que había ocurrido hacia ya 2 horas. Todo fue tan normal: platicar, beber, después de un rato besos apasionantes y caricias; sugerí un lugar más tranquilo y luego vino lo mejor de siempre: el jugueteo digital, algo de sexo oral, penetraciones lentas y conforme avanzaba la velada más  salvajes y rápidas; los sonidos que desgajaban la tranquilidad de la noche (suspiros, gemidos monosílabos) orgasmos y fin, eran el recuerdo que vagaba por mi mente, aún.

A veces me pregunto si esta es la mejor manera de vivir al máximo. Para mí el sexo siempre ha significado el escenario perfecto para mostrarles a mis parejas las más de 100 personas que habitan en el lado libertino de mi mente, ese que me ayuda a desinhibirme, a hacer y deshacer a complacencia y que sin lugar a dudas me proporciona (la mayoría de las veces) una satisfacción indescriptible. Para el cuarto trago comenzaba a observar a los especímenes del bar, trataba de ubicar un objetivo deseable, pero seguía preguntándome: ¿no será esto demasiado? El sexo, dicen muchos, puede llegar a  convertirse en una enfermedad, una adicción, que te llena de endorfinas por todo el cuerpo y de repente éste queda suspendido por un momento… la mente se separa: naces y mueres al mismo tiempo. ¡Qué maravilloso sería vivir con un orgasmo a flor de piel todo el tiempo, que sólo pudiésemos sentir placer y gratificaciones sin estrés ni molestias!

Al fin había descubierto algo que valía la pena: un hombre de manos grandes, nótese que me encantan los dedos largos como de pianista, pensé para mis adentros eso y esbocé  una picara sonrisa, la curiosidad ya mermaba mi cuerpo, deseaba oler su colonia y sentir sus manos en mi cintura (tal vez más abajo), quería seguir sintiendo la adrenalina  y las endorfinas que se habían liberado. Sus ojos ya me ubicaron y me analiza, le observo y comienzo el coqueteo, pero antes de seguir el juego pienso: ¿qué pasaría si lo dejase así y por un día no me saciara totalmente?, porque también los excesos son malos, nos pueden volver locos o seres frívolos buscando sólo experiencia  y  por ello ya no sienten.

Se ha acercado a la barra, me  sonríe y saluda, pregunta si me puede invitar algo de beber; se presenta y comienzan las preguntas de rutina…

Lola

Consejo sexual: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, autoexplórate, amate a ti mismo para que más adelante tu pareja y tú se disfruten sin inhibiciones.

Recomendación Filmíca: Melissa P.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: